Cobresanrafael

Español
Trabaja con nosotros

Compromiso sostenible

Metales para una transición energética justa

Si la crisis de la Covid acentuó el déficit industrial y de producción de materias primas a nivel europeo -con graves problemas de abastecimiento para la industria-, la guerra de Ucrania ha evidenciado su debilidad energética. Más que nunca, la necesidad de explotar los recursos propios está en la agenda de la Unión Europea y sus países miembros.

En el año 2008, las materias primas fueron catalogadas por la Unión Europea como esenciales para el desarrollo sostenible y fundamentales para la economía europea. En la actualidad, aportan un valor añadido de 1.324.000 M€ y proporcionan empleo a más 35 millones de personas en Europa. Además, se calcula que el 70% del empleo industrial actual en la UE depende de las materias primas.

El yacimiento de cobre de Touro O Pino es uno de los mas importantes sin explotar de toda Europa
El cobre es fundamental para el desarrollo de tecnologias limpias como el coche electrico

En 2010, la UE introduce la lista de materias primas minerales fundamentales y recomienda promover la exploración y la extracción sostenibles dentro de la Unión. Dos años después, concluye que, a medida que la industria sea más verde y circular, se necesitará un suministro seguro y asequible de materias primas -calcula que la demanda se duplicará en 2025- para garantizar una transición justa y reducir la dependencia de mercados externos (Raw Materials Scoreboard).

En cuanto al cobre, la dependencia del exterior supera el 80%, una tendencia creciente en los últimos años. Es el tercer metal más utilizado en el mundo y su producción mundial superó las 24,5 millones de toneladas en 2021. Su destino: tecnología, industria y construcción. Además, es fundamental para las tecnologías verdes y, en general, en todos los desarrollos que tienen que ver con la energía renovable ya que son muy intensivos en el uso del cobre.

La nueva ley de aprovechamiento de materias primas minerales de la UE (CRMA), aprobada en noviembre de 2023, pretende plasmar los compromisos propuestos en 2010 en un documento legal, de manera que los países miembros produzcan al menos el 10% de los minerales que se consumen en la Unión.

Además, la Axenda de Impulso de la Minería Sostenible 2030, de la Xunta de Galicia, pretende hacer del sector minero un aliado para la modernización de las principales cadenas de valor de la industria gallega.

La Hoja de Ruta para la Gestión Sostenible de las Materias Primas Minerales del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) de España -de finales de 2022-, es un esfuerzo estratégico para fortalecer la cadena de suministro de materias primas, definiendo al cobre como la piedra angular de todas las tecnologías eléctricas.